Amanda Todd, una adolescente de tan solo 15 años, decidió contar a través de un video en YouTube fragmentos de su vida, donde el dolor y la soledad prevalecían gracias al bullying que la llevó hasta la muerte.